sábado, 11 de marzo de 2017

Lockheed Martin F-35, Supermarine Spitfire y Sopwith Camel

Una bonita foto para ilustrar los casi cien años de existencia de la Royal Air Force, la Fuerza Aérea Británica. En el primer plano se aprecia un Sopwith Camel, el mejor caza británico de la Gran Guerra. Este ejemplar es una réplica. El Supermarine Spitfire es un modelo Mark XIV, una de las versiones más avanzadas. Este ejemplar fue encontrado (foto) en la India y restaurado. El motor Griffon y otras modificaciones hacen que parezca otro avión. El F-35 es un ejemplar recientemente entregado a la RAF.


Fuentes y enlaces de interés:

8 comentarios:

  1. Falta el English Electric Lightning y se podría haber titulado la entrada con un "Auge y caída de la Royal Air Force".

    ;)

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Sí, pero me gustan más las versiones con el motor Merlin.

      Eliminar
  3. Considerando que los dos primeros son de fabricación inglesa, mejor que le F-35, hubiera sido colocar el Panavia Tornado, si bien no es 100% inglés, se le puede considerar el último gran avión inglés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que son cazas mejor un Eurofighter, que el Tornado es más bien un bombardero.

      Eliminar
  4. Por importancia tampoco habrían desentonado el Hawker Hurricane o el BAE Harrier/Sea Harrier

    ResponderEliminar
  5. Que decadencia mas triste....un pais con una excelente historia militar que podia producir todo por si mismo, desde cazas hasta bombarderos pesados...ahora tiene que conformarse con aviones de segunda construidos por otro pais.

    ResponderEliminar
  6. Hurricane, Typhoon, Mosquito, Lancaster, TSR.2.
    Ahora me dormire, a ver si puedo soñar volar en ellos.

    ResponderEliminar